viernes, 18 de abril de 2014



Pensamiento y deseos positivos
                                                                                                                                              “El ancestro de toda acción es un pensamiento. Toda acción ha sido precedida por un pensamiento". -Ralplí Waldo Emerson

En este tiempo de reflexión y fe debemos ser conscientes  que la gran mayoría de las veces somos nosotros mismos los que saboteamos nuestro propio  cambio al éxito  con nuestro  diálogo  mental interno negativo.

La persona promedio habla consigo misma, ya sea mentalmente o en voz alta, un total de catorce horas diarias. ¿Te puedes imaginar esto?.  Más de la mitad del día estás hablando contigo mismo sobre lo que te pasó, lo que estás viviendo y lo que deseas lograr.

Este eterno diálogo mental entre tu consciente y tu subconsciente ocurre mientras conduces tu automóvil o carro, cuando estás trabajando o descansando, comiendo, hablando, escuchando e, inclusive, durmiendo.

Siempre estás analizando, revisando, pensando o estás preguntándote que vas a hacer más tarde,  juzgando y formándote opiniones de otras personas o criticando tu propio comportamiento.

Hablar con uno mismo, meditar, reflexionar, cavilar o cuestionarse, es una forma de programar y reprogramar nuestra mente, de afirmar nuestros valores, de establecer creencias o ideales acerca de diferentes situaciones o personas, o de formar opiniones acerca de nosotros mismos, de nuestro potencial o de nuestras debilidades.

Sorprendentemente, varias investigaciones han mostrado que más del 80% de este diálogo interno es negativo, pesimista, contraproducente y, nos impide utilizar nuestro verdadero potencial, nos aleja del uso positivo de la ley de atracción positiva, atrayendo sucesos negativos y que no nos hacen, realmente, felices. Luego terminamos resignándonos porque creemos que recibimos aquello que merecemos.

Emerson decía: “No cuelgues de las paredes cuadros siniestros, ni converses de cosas sombrías y melancólicas. Si caminas con rostro afligido, estás anunciando que la esperanza ha muerto en tu interior”.

Es muy importante que tomes consciencia que las cosas no suceden por si solas, debes hacer que sucedan  debes tener presente que sólo podrás atraer aquello que de verdad deseas en tu subconsciente y  lo que estás dispuesto a lograr; en término de  hábitos practica aquellas acciones que te ayuden a avanzar.

Tu pensamiento dominante subconsciente puede hacer que el universo trabaje para proveerte de lo que deseas, pero tus acciones deben ser tales que recibas justamente lo que quieres. No vas a recibir lo que mereces sin hacer un esfuerzo, no te llegará nada sin hacer algo al respecto.

Sensei Diego

1 comentario:

  1. Es maravilloso recibir un abrazo, asi. Bien vale la pena soñar.

    ResponderEliminar